Es difícil hablar sobre uno mismo o de lo que has sido capaz de lograr. Además para mi, ya no importa nada de lo que he hecho sino lo que ocupa todo mi ser es una sola pregunta… ¿Qué voy a ser capaz de hacer a partir de ahora?
La respuesta la iremos escribiendo juntos en este sitio que he creado para compartir mis ideas, proyectos, aventuras y reflexiones. Si te quedas, quizás formes parte de ello…

002
valores 004
valores

Así he llegado derrapando hasta aquí

Todo empezó hace unos 11 años, cuando mi amigo y mentor Isra García, que regresaba de estudiar de E.E.U.U. me llamó para que fuera a verle, sabía que algo gordo estaba tramando… Y por supuesto no me equivocaba. Quería, nada más y nada menos que me dejara mi trabajo fijo en plena crisis de 2008 y que me fuera con él a llevar la comunicación de la Diputación de Valencia. Sin ninguna experiencia en marketing, con mil fantasmas que no dejaban de decirme que era una locura y con la desaprobación de mi familia me afronté a la decisión. Por supuesto, me tiré al vacío.

Tras la Diputación de Valencia, siguieron apareciendo fantasmas en forma de conferencias, charlas y proyectos que se escapaban para cualquier experto en marketing, y por supuesto para mi más. Fui superando todo lo que se nos ponía por delante en una época en la que tuve la suerte de trabajar con unos fuera de serie como Aitor Contreras, Alex Rubio, además de mi compañero de fatigas, Isra García.
Todo salió extremadamente bien y cuando creía estar un poco más asentado, llegó otro gran desafío y aventura.

Corría el año 2012 cuando, de nuevo Isra, junto a Juan Merodio y Jaime Chicheri, dos de los profesionales más importantes del país me propusieron abrir una agencia en Colombia, más concretamente en Bogotá. Yo, de nuevo acepté sin pensarlo todavía no sé porqué. A los 3 meses estaba en la capital colombiana reuniéndome con altos cargos de compañías como Coca Cola o Movistar. La aventura sudamericana duró un año en el que viví mil aventuras algunas de las que cuales me llevaré a la tumba conmigo. A nivel profesional solo puedo decir que fracasamos por diversos motivos pero personalmente fue una etapa que me hizo crecer enormemente.

En 2013, y todavía estando en Colombia recibí una llamada de Santi Sanus, amigo con el que había trabajado 10 años en la noche y organizando festivales de música, encargándome de todo el personal, pedidos, barras y lo más importante, su dinero. Por este motivo, ser su persona de confianza me dijo que cogiera el primer vuelo a Madrid. Mi misión, organizar la gira de David Guetta en España y un festival que se iba a celebrar en el circuito del Jarama, con un cartel de artistas valorado en más de un millón de euros.
¿Os cuento el resultado directamente? Nos suspendieron el festival el día antes. Fue un día que jamás olvidaré porque además nos enteramos por la televisión… No dábamos crédito.
Imagínate la crisis de reputación en redes que vivimos, lo nunca visto. Yo dejé todas mis tareas y cogí las riendas de las redes junto con un chico que estaba encargado de la comunicación del festival, Javier Elipe. Los dos mano a mano pudimos salvar los muebles sin dormir y pasando mil penurias.
Pero como de todo lo malo algo bueno nace, de aquello nació una relación con Javi que sobrepasó lo profesional, nos convertimos en uña y carne, y empezamos a trabajar juntos.

Poco a poco empezaron a entrar proyectos cada vez más importantes hasta que un día, nos pusieron sobre la mesa llevar la comunicación de la marca personal de Alejandro Sanz. Yo, fan desde niño de Alejandro, no daba crédito! Tres meses después estábamos llevando además de a Alejandro Sanz, a Malú y a Niña Pastori. Para entonces ya habíamos tenido que crear nuestra propia agencia de marketing con oficina en el Wizink Center de Madrid. Las historias y anécdotas con este tipo de artistas son todo lo que te puedas imaginar multiplicado por mil.

DOWYLO siguió creciendo y en febrero de 2020, un mes antes de que explotara el COVID19, me mudé a Madrid para llevar los proyectos de una forma más cercana. Lo que viene ahora ya te lo puedes imaginar… En marzo explotó la pandemia y se cayeron el 80% de los clientes. Seguimos peleando y trabajando gratis para muchos clientes, había que aguantar la situación durara lo que durara.
__________________________

Aquí tengo que hacer un parón en mi historia pues además de la pandemia, por primera vez algo me venció, y ese algo fue Madrid. No supe/pude/fui capaz de adaptarme y estar un año solo, sin ver a mi familia y mi gente pudo conmigo. Fueron unos meses muy difíciles, pues aunque teníamos clientes y la agencia marchaba, yo no…
Supongo que fue un cúmulo de todo. Pandemia, 15 años trabajando sin tener más de 4 días de vacaciones al año, Madrid… es difícil de analizar. Solo sé, que de nuevo, de una situación muy muy adversa, tenía una sola opción, darle la vuelta.
Dejé en las mejores manos, las de Javier Elipe y el resto del equipo de DOWYLO a todos los clientes y lo dejé todo, de un día para otro. Con 42 años era hora de resetear por completo.

Y con todo este rollo llego a la actualidad. He cambiado mi forma de trabajar, de comportarme, de entender la vida. Ahora estoy viviendo en primera linea de playa de Alicante centrado en solo 4 proyectos y dejándome un tiempo considerable para mi cada día, llueva o truene. He entendido que el proyecto más importante, SOY YO.

Siempre, siempre, siempre, sigo estos 3 pasos

qode-np-item

ANALIZAR

qode-np-item

VISUALIZAR

qode-np-item

EJECUTAR